¿Te has preguntado qué herencia te gustaría dejarle a tu hijo o hija?
Blog
#04

#ESTAMOSAPRENDIENDO
A PREVENIR LA VIOLENCIA
EN CASA

Las agresiones verbales son una de las formas más comunes de violencia hacia niñas, niños y adolescentes y son tan hirientes que sus efectos podrían ser para toda la vida. Para continuar aprendiendo, Guardianes, una Asociación que busca prevenir el maltrato y abuso infantil en México, nos invita a cuestionarnos sobre la herencia que nos gustaría dejarle a nuestros hijos y nos comparte algunas sugerencias que podemos aplicar con ellos.

Quedémonos en casa Disfrutemos en familia

¿Te has preguntado qué herencia te gustaría dejarle a tu hijo o hija? Probablemente lo primero que te venga a la mente sean cosas como educación académica o bienes materiales; sin embargo, la mejor herencia que puedes dejarles son amor y buen trato.

Cuando brindamos amor y buen trato a nuestros hijos e hijas, favorecemos que puedan construir un buen autoconcepto y una autoestima adecuada, ya que dichos conceptos se construyen principalmente de todo aquello que escuchan de sí mismos. Piénsalo de esta forma, biológicamente padres y madres aportan el 50% de ADN para sus hijos e hijas, esta información genética nos acompaña de por vida. Del mismo modo, la manera en la que nos han hablado, tratado, respetado o amado, serán parte de nuestra historia y de nuestra memoria, ya que aun cuando aparentemente no recordemos cosas de nuestra infancia o nos sea difícil acceder a algunos recuerdos, dicha información se queda almacenada en nuestro cerebro, aunque no la tengamos presente.

Debemos considerar que las palabras que les digamos tienen un impacto en su autoestima, autoconcepto, seguridad y autoconfianza; quedarán almacenadas en su memoria y al menos que se replanteen esas palabras, éstas les acompañaran a lo largo de su vida.

Las palabras que utilizamos pueden ayudar a construir, fortalecer, crecer, sanar o a lastimar. Es por ello que el uso de burlas, amenazas, groserías, críticas destructivas y mensajes ofensivos o humillantes, son considerados como violencia verbal debido a que es un tipo de maltrato que genera un daño emocional y psicológico. De acuerdo con la UNICEF , en México, 63% de niñas, niños y adolescentes ha experimentado al menos una forma de agresión psicológica o física como forma de disciplina.

La violencia verbal hace sentir mal y dificulta la comunicación con las personas que nos rodean, es por eso que en Guardianes tenemos algunas sugerencias para ti:

  1. Reflexiona antes de comenzar.

    Es importante que antes de que empieces a hablar con la intención de disciplinar o señalar un error, pienses ¿Estoy lista o listo para hablar sin lastimar? ¿Qué emoción estoy sintiendo? ¿Qué quiero lograr con mis palabras? Recuerda que las palabras construyen, intenta dirigirlas para construir una solución en conjunto con las personas que te rodean.

  2. Escucha

    A veces creemos que tenemos toda la información y tomamos decisiones inmediatas, pero antes de hablar date la oportunidad de escuchar, seguro hay un fondo de la situación, no juzgues, lo que no es importante para ti puede serlo para la otra persona.

  3. Ponte a su altura

    Las palabras siempre se acompañan de los movimientos del cuerpo. Puedes intentar que ambas personas estén sentadas para estar a la misma altura y no utilizar el cuerpo para reforzar tu mensaje ya que esto puede transmitir miedo e impedir que se entienda de manera clara lo que quieres decir.

  4. Sincroniza tus palabras con tus emociones.

    Es importante que sepas que estas sintiendo en ese momento, manda mensajes claros, evita usar palabras de afecto cuando tu sentir es de enojo, coraje o frustración, esto puede confundir a la persona que te estas dirigiendo. Si tus emociones son de malestar regresa a la primera recomendación.

  5. Reconoce lo positivo

    Todas y todos necesitamos ser reconocidas o reconocidos y que mejor que nos reconozcan lo positivo, porque eso nos da luz de que acciones se esperan de nosotros. Cuando en tu familia haya algún logro, sin importar cuál sea, reconoce sus habilidades, destrezas o acciones que les permitieron avanzar.

Ahora pregúntate, ¿Qué palabras resuenan en ti?

Fuente: https://unicef.org.mx/violencia/

¿Necesitas hablar de todo lo que estás sintiendo?

#AlumbraContigo

Llama a nuestra Línea de Apoyo Psicológico (55) 8854 - 6653 o ingresa a nuestro Chat en tiempo real; nuestro servicio es SIN COSTO y para todo el país.

Horario de Atención de Lunes a Viernes de 8 AM a 8 PM.

¡¡Podemos ayudarte!!